Control de peso

control de peso

La obesidad es una enfermedad crónica que afecta a por lo menos uno de cada tres adultos y casi el diecisiete por ciento de niños y adolescentes en los Estados Unidos. 

Más de una tercera parte de los adultos tiene sobrepeso. El sobrepeso o la obesidad aumentan el riesgo de las enfermedades del corazón, los ataques al cerebro o accidentes cerebrovasculares, la diabetes tipo 2, la esteatosis hepática (hígado graso o hígado adiposo) y la enfermedad de los riñones.

La anemia es una afección que se caracteriza por la falta de suficientes glóbulos rojos sanos para transportar un nivel adecuado de oxígeno a los tejidos del cuerpo. Si tienes anemia, es probable que te sientas cansado y fatigado.

Hay muchas formas de anemia, cada una con causas diferentes. La anemia puede ser temporal o prolongada, y puede variar entre leve y grave. Consulta a un médico si sospechas que tienes anemia, ya que esta puede ser indicio de una enfermedad grave.

Los tratamientos para la anemia varían desde la toma de suplementos hasta la realización de procedimientos médicos. Es posible que puedas evitar algunos tipos de anemia si sigues una dieta saludable y variada.

Anemia

Tipos diferentes de anemia

Nutrición en el embarazo

Comer por dos no significa que tengas que preparar el doble de comida que comías antes de estar embarazada, sino que ahora tu dieta debe aportar los nutrimentos suficientes para que tengas un embarazo saludable y que tu bebé se desarrolle adecuadamente.

Tu estatura, el peso que tenías antes de embarazarte, tu edad y las semanas de embarazo que tengas determinan qué cantidad de energía necesita tu cuerpo para nutrirte.

Dieta para Embarazadas

Es por eso que queremos darte 5 consejos para llevar una alimentación adecuada durante el embarazo.

5 raciones de frutas y/o verduras al día.

3 raciones de leche.

pan, tortilla, arroz, pasta o cereales.

1 o 2 alimentos de origen animal.

agua purificada.